Uchpa

Durante mucho tiempo, el quechua y el rock parecían habitar dos mundos distintos. Es insólito que se insistiera tanto, y durante tanto tiempo, en separarlos: nos referimos, por un lado, al quechua, la familia de lenguas originarias más hablada del continente, y por otro, al rock, un género musical que ha roto todas las barreras que se encontró en el camino. ¿Cómo no iban a encontrarse? Bueno, para que ese encuentro se diera por fin, y para que ahora nos parezca insólito que alguien dude de la existencia del rock en quechua, hizo falta la aparición de bandas como Uchpa.

La propuesta de Uchpa fusiona el rock y el blues con ritmos andinos como los jarawis, huaynos, huaylias y pumpines. A los clásicos sonidos metálicos de la banda se incorporan los de algunos instrumentos tradicionales de la música andina como la quena y la zampoña. Las canciones, por supuesto, se cantan en quechua. Uchpa ha recuperado temas populares que ni siquiera tenían registro oficial, como la chacra huaynos como Corazón Contento y Chachaschay, que tocará en Danzaq Uchpa, el espectáculo que la banda ofrecerá en el Foro FIL.

En Danzaq Uchpa quedará demostrado que la fusión es plena: los instrumentos, las voces y los ritmos andinos no aparecen sólo como elementos del decorado musical, sino que intervienen en las canciones hasta transformarlas en algo nuevo, deudor de la música andina y del rock, pero distinto a ambos. Como ha declarado Marcos Maziel, guitarrista y director musical de la banda: “Nosotros no rockeamos el Ande, andinizamos el rock”. Y si ese pequeño pero importante matiz no ha quedado claro, no hay problema: los asistentes al Danzaq Uchpa podrán ver, en vivo y en directo, cuál es la diferencia entre rockear el Ande y andinizar el rock.